Pregón de la feria y fiestas de Herencia 2014 – (1ª parte)

Pregon a cargo de Ángel S. Martín-Fontecha Guijarro

Alcalde, concejalas y concejales, ciudadanas y ciudadanos de Herencia, amigas y amigos que habéis venido desde lugares tan lejanos como Australia, Indonesia o Tomelloso: buenas noches y, ante todo, ¡muy buena Feria!

Nuestro Alcalde y Amigo, Jesús, junto con Sergio, Concejal de Festejos y confidente sin par de iniciativas carnavaleras, han querido que el pregonero de este año sea yo, un ciudadano de a pie, aunque cada vez con más achaques en los mismos,” que desde algo más de una década está asentado en Tomelloso” pero que siempre que puede ejerce como herenciano de pro” alabando la grandeza de nuestro pueblo. De pesado me tildan en aquellos pueblos en los que presumo siempre de mi Herencia y de sus gentes.

Un honor inmerecido que agradezco de veras, Alcalde”.

Una distinción que me honra con el privilegio de poderme dirigir a mis conciudadanos y amigos con un encargo tan agradable como el de anunciar y desearles una feliz Feria a todos.

Inmerecido honor, repito, porque yo no soy nadie relevante en la vida del pueblo, tampoco tengo méritos profesionales” y quizá mi único crédito empieza con haber nacido hace 46 años en la calle de la Chancleta, número 21, en el seno de la familia de Ángel Fontecha “el albañil” y la Carmencita” gracias a Dios, aquí presentes.

pregon-feria-herencia-2014-14

Aprovechando la coyuntura, del 775 Aniversario de la concesión de la Carta Puebla a Herencia, me van a permitir que este humilde pregón se revista de tintes históricos,”

pregon-feria-herencia-2014-15

Me produce un orgullo inmenso ser el pregonero de nuestro pueblo. Un pueblo que, a lo largo de los siglos, ha sido un espléndido cruce de culturas.

pregon-feria-herencia-2014-16

Un pueblo que desde los principios fue visitado por unos hombrecillos pequeños y peludos  que se instalaron por parajes cercanos y que empezaron a coger piedras y a chocarlas unas con otras, y las usaron para raspar pieles, cortar troncos y sobre todo, matar a cualquier cosa que se moviera. Y que también tuvieron tiempo para visitar su RENDIJA donde pintaron dibujitos en las paredes:

pregon-feria-herencia-2014-17

Guerreros flacos, caballos, bichos con cuernos y seguro que alguna mujer culona” que de ser sobada, con el paso de los siglos, ha desaparecido. De aquello hace 6000 o 7000 años, y desde entonces, nuestro entorno se convirtió en un cocktail muy particular: Unas gotejas de celtí­beros, una chorreoncico largo de romanos, un

poquito de la lista de los godos, dos dedicos de árabes y un retoque de judeo- cristianos. Todo esto lo agitas, lo sirves bien frí­o, le pones una hojica de retranca …
¿y qué nos sale? Un combinado especial y exclusivo llamado ¡HERENCIA!

pregon-feria-herencia-2014-18

Corrían los siglos XII y XIII, cuando por estos lugares uno se levantaba y no sabía en qué país vivía. Te ibas a dormir y te gobernaba un califa, al día siguiente un príncipe almohade, al cabo de una semana un rey castellano,” una batalla tras otra y se vuelven a cambiar los que mandan.

pregon-feria-herencia-2014-19

Vamos que uno no sabía que ponerse, si velos o turbantes con alpargatas en plan musulmán o la túnica cristiana con las abarcas de moda del momento” quizá en estos cambios continuos de vestimenta encontremos los orígenes de nuestro CARNAVAL.

Pues bien, en estas atribuscas, un grupo de campesinos de la cercana Villacentenos deciden probar suerte por estos lugares” y así comienza todo.

pregon-feria-herencia-2014-20

Un terrenillo para empezar a cultivar, una pequeña iglesia aquí al ladito, y el deseo de ser buenos vecinos. Pero todo no fue tan fácil. Como ocurre siempre en este país, mucha gente quiere sacar tajada de la gente pobre y trabajadora (¿Os suena de algo?), y los Reyes, los señores de la Orden de San Juan y la Iglesia se apañaron para inflar de impuestos a aquellos primeros herencianos, y cuando no le convenía el reparto a alguna de las partes, se tiraban de los pelos entre ellos, y a apretar más a la gente del lugar. Y claro, los primeros habitantes de nuestro pueblo empezaron a estar hasta el cuello. Era como un contrato basura: los habitantes del pueblo, baldaos de tanto trabajo,  tenían que pagar tributos a cambio de protección, y al mismo tiempo les decían lo que tenían que hacer.

Y las familias herencianas empiezan a asentarse: los Baí­llo, Aguilera, Abengoza, Gallego, íšbeda, Albertos, Carrero, Jiménez, Gómez, Rodrí­guez, Martí­n, ílvarez, Calcerrada, Oliver”

pregon-feria-herencia-2014-21

Y surgieron los problemas, las desavenencias” incluso entre las mismas familias” que como ya sabemos, en España, desde el principio de los tiempos, entre primos y cuñados y demás parentelas es habitual zumbarse. Será cosa de la testosterona que hace que a los hombres no guste matarnos entre nosotros. Ahora somos más civilizados así que nos hacemos de algún equipo de fútbol y volcamos ahí nuestras frustraciones, pero lo que en realidad querríamos hacer sería coger una espada y matarnos unos a otros.

Y nuestro pueblo fue creciendo. De los 500 primeros habitantes que recibieron la Carta Puebla en 1239, pasamos a los 1000 habitantes en el siglo XIV.

pregon-feria-herencia-2014-22

Y éramos tantos, que hasta el rey del momento se fijó en nosotros y nos concedió el tí­tulo de Villa. Este rey fue Pedro I “El Cruel”. La verdad es que estaba mal de la cabeza. Su política se basaba en asesinar a cualquiera que se le ponía por delante, especialmente si eran de la familia. Una cosa es ser severo, y otra es ser un hijo de p… Pero bueno, aunque se cargó a media nobleza castellana dejó vivo a uno de sus hermanastros” Enrique; y éste en una oportunidad que tuvo se lo cargó. Bueno, pueso Herencia le debe al rey cruel ese título de villa.

Y más y más familias herencianas: Ortiz, Toledano, Aragonés, Dí­az, Muñoz, Calero, Callejas, González, Bolaños, Bermúdez, Barrajón, Olivares, Ramos, Corrales”

Y así­, sufriendo pestes a  destajo, viendo como  expulsaban a  los judí­os y los moriscos, esquilmados por los señoritos de turno, los herencianos de antaño llegaron al término del siglo XV. Y otro cruel invento hizo su aparición en toda España: La Inquisición.

pregon-feria-herencia-2014-23

Esta organización llegaba a Herencia, reunía a todo el pueblo en esta plaza y empezaban a hacer preguntas sobre la fe. Como alguien la cagara en alguna respuesta, lo prendían, lo acribillaban a interrogatorios, y si se ponía terco pues lo torturaban. Porque, como todo el mundo sabe, en cuanto torturas a alguien, en seguida empieza a decir la verdad. A no ser que seas Rambo o Supermán. Menudas asúras.

Luego, si la cosa no quedaba clara, lo quemaban y a otra cosa mariposa. Y así herencianos como Isabel García, la primera de una larga lista, sufrieron los rigores del tribunal inquisitorial.

Ah, otra cosa que llegó al pueblo por el facebook de la época (los ambulantes que iban y venían por estos caminos de Dios) fue el descubrimiento de América por un navegante llamado Colón (como el detergente).

pregon-feria-herencia-2014-24

Y nada, muchos se  hicieron  de oficio descubridor  o comerciaron con aquellos “indios americanos”, como el herenciano Juan Vidal González . Que aquí somos todos muy valientes. Y pal caso ¿que daba más miedo una tribu de indígenas en pelota picás o unos caballeros locos del lugar que cada dos por tres (seis) sacaban sus espadas e impartían su particular justicia?

Y durante todo el siglo XVI pleitos y más pleitos con los pueblos vecinos, Alcázar, Arenas, Villarta, ” por el aprovechamiento de la madera, los pastos, el agua de los rí­os, ” No hay duda que entre vecinos las cosas no eran de lo más amistosas”. Los sopapos, las trifulcas y los jamacucos eran frecuentes.

Y las estirpes herencianas extendiendo sus ramas: Fernández, Talavera, De las Eras, Naranjo, Merino, Madero, Osuna, Escribano, Pérez, Tajuelo, Romero, Calvillo, Serrano, De la Puebla,”

pregon-feria-herencia-2014-25

Y se labra la Dehesa de San Cristóbal, y se construyen ventas en la localidad y sus caminos, y ya hay un molino harinero, y se arrienda la Serna, ” Y llegamos a finales del siglo XVI, donde sabemos mucho de nuestro pueblo, ya que el rey Felipe II ordenó a los funcionarios de su tiempo, que ya por entonces se decían que eran unos desoficiaos, a que se entretuvieran en hacer un resumen de las características de cada pueblo.

¡Qué manía de fastidiar siempre a los mismos, ¿verdad?!

Y así­, sabemos algo más de nuestro pueblo, de cómo se vivía, como se cultivaba trigo, candeal, centeno y cebada.., como se criaban carneros prietos, ovejas, cerdos y ganado cabrío; que había mucha falta de pescado; como se hacía vino y como nos comían de impuestos con los dichosos diezmos. Sabemos de la Iglesia Vieja (justo donde ahora está Unicaja, ahí al lado), y como se estaba construyendo la nueva (el edificio que todos tenemos en nuestro pensamiento), de cómo San Bartolomé era una ermita antigua ya por entonces (¡ay si la vieran ahora!), que había doce casas de hidalgos con sus privilegios (los señoritos de la época), y que casi todo el mundo eran labradores. Había ya 8 o 10 tiendas (yo me imagino el Super y la Carnicería de Manolillo de aquellos siglos situados en el mismo sitio que hoy). Y como se celebraban San Miguel, la Concepción de Marí­a, San Nicasio, San Gregorio, San Sebastián y la Santa Vera Cruz.

Y    más    y    más    apellidos:   Parrado,   Contreras,   Moreno,    Mascaraque, Manzanares, Iniesta, Lobo, Medina, Illescas, Mateos, Paniagua, Fontecha, Martí­nez”

pregon-feria-herencia-2014-26

Ah” ya por entonces hay referencias de que en Herencia había varios pósitos para ayudar a los más pobres en épocas de sequía. Un pósito era como el Cáritas de aquella época.
Es curioso imaginar la pobreza en la que todos vivían, con lo poquito que se tenían que apañar, pero cómo tenían presente las épocas peores para ayudar a los más necesitados y que tuvieran un chusco que llevarse a la boca y sin necesidad de bancos”, ¡ay si aprendiéramos de ellos!.

Todos haciendo historia: Los López, Morato, Romero, Moraleda, Lorente, Buitrago, Del Campo, Zamora, Manrique, Del Pozo, Viveros, Ortega, Muela, Navas, Nieto”

Y pasamos al siglo XVII,. con 3000 herencianos paseando por las calles del pueblo. Y las cosas no van bien, malas cosechas por la sequía y epidemias de tifus. Malos tiempos para todos. Incluso con esclavos haciendo las peores faenas.

pregon-feria-herencia-2014-27

Entre otras cosas, se acuerda la fundación del Convento de Herencia, la talla de nuestro Cristo de la Misericordia llega a nuestro pueblo y terminando el siglo se llegan a confirmar en un mismo día 957 herencianos (menudo trajín, el obispo tuvo que terminar con abujetas en la mano de tantas bendiciones como repartió). También al final de este siglo se podría haber hecho, SEÑOR ALCALDE, la primera feria comercial Herexpo  pues en nuestro pueblo había 16 panaderos, 2 merceros, 1 mesonero, 1 tendero de aceite y pescado y otros 5 comerciantes en general.

Y más y más estirpes: Los Román, Sánchez, Ruedas, Palmero, Palancas, Botijas, Bérrio, Romo, Torres, Vargas, Verdugo, La Fuente”

Y empieza el siglo XVIII, a palos en España, como no podía ser de otra manera” una guerra por la que los Borbones cogerían el trono del país, y no lo soltarían ““ excepto en algún paréntesis histórico- hasta nuestro recién estrenado Felipe VI”. Pero la verdad es que para Herencia fueron, a grandes rasgos, tiempos prósperos. 4400 habitantes al comenzar el siglo y 7.574 habitantes en 1760.

¡¡La leche!!, fue tanto el jaleo que la viejas del lugar empezaron a usar esa frase que ha llegado hasta nosotros:
– ¿Y tú de quién eres, arriscao?… amos calla, no me digas.

Además de los cultivos de siempre empiezan a ser importantes los huertos de la localidad, el azafrán, la industria de la lana, la fabricación de jabón y el trabajo de cuero para todos los apichusques de los arrieros para sus mulas. Además se pusieron un montón de moreras en la Serna para producir seda. Ah”. A finales de siglo ya se producían más de 1000 arrobas de queso. Por primera vez en la historia, muchos herencianos salen a vender sus productos en los “mercaí­llos” de los pueblos vecinos.

Empiezan a ponerse de moda hasta los molinos de viento, hay quien dice que ya se vieron chinos, de andar cansino, con sus cámaras de fotos por las sierras herencianas.

Por otro lado se nos independiza Puerto Lápice, y a finales de siglo hay un maestro de primeras letras que enseña a una centena de niños de todas las edades; y, entre otras cosas, se instala el primer abastecimiento de agua en Herencia, para tres fuentes públicas, los primeros caños del pueblo pá poder abocicarse a beber agua.

pregon-feria-herencia-2014-28

Pero, entre tanto esplendor hay quien quiere sacar tajada, ¡cómo siempre!, y en nuestro pueblo se lió porque algunos alcaldes y hombres de peso quisieron sacar provecho subiendo el precio  del  pan  y del grano  de  cereal. La corrupción de siempre pringando todo. Hubo muchos tumultos, pasquines, guantazos a mogollón, descalabrándose unos a otros y multitud de paparazzis curiosando por la plaza”..

Un pensamiento en “Pregón de la feria y fiestas de Herencia 2014 – (1ª parte)”

  1. Hubo muchos tumultos, pasquines, guantazos a mogollón, descalabrándose unos a otros y multitud de paparazzis curiosando por la plaza

¿Y tú que opinas?

Por favor rellena todos los campos, tu email no se mostrara