Personajes de refilón en la historia de Herencia

Anecdotario – Personajes de refilón

Serie de artículos escritos por Ángel Martín-Fontecha Guijarro

A lo largo del más de un centenar de capítulos que he escrito a modo de anecdotario basados en episodios, más o menos concretos de la historia de Herencia, a veces aparecen personajes que sólo tocan de soslayo o de refilón el devenir histórico de nuestra localidad.

Así nos encontramos al herenciano Juan de Alcaraz que su papel en la historia herenciana es haber sido el abuelo del gran imaginero del siglo XVIII Francisco Salzillo; o al novillero Perete, natural de Granada, que en 1930 toreó en Herencia y que ha pasado a la historia por ser unos de los acusados de asesinar al gran Federico García-Lorca; o al belga Raymond Steegmans que ganó la etapa de la Vuelta Ciclista a España que el lunes 28 de Abril de 1969 pasó por Herencia… Y así podríamos encontrar muchos ejemplos.

Son personajes que tuvieron un acercamiento casi mínimo con Herencia pero que luego se descubren en páginas de lo más variadas de la historia de España.

Siguiendo estos ejemplos de protagonistas que de refilón afectaron a la historia herenciana, pero que destacan por una historia personal curiosa, tenemos al personaje Don Magín Martín Moreno (aunque en otros documentos aparece como Martín Magín Moreno).

Este señor aparece en 1796 como uno de los propietarios de ganado equino en la localidad de Herencia. No se trata de un vecino de la localidad, pero su actividad ganadera era importante en toda la comarca y nuestro pueblo era un enclave más donde tenía intereses económicos.

Pero de este personaje podemos descubrir algunos detalles biográficos curiosos, que paso a enumerar:

  • En el Archivo Histórico Nacional existe un expediente sobre la información genealógica de Magín Martín Moreno en su deseo de “pretendiente a familiar del Tribunal de la Inquisición de la Corte”. Era el año de 1794.
  • En estos documentos se indica que era natural de Urda (Toledo), aunque por documentos posteriores se compruba que su localidad de origen era Los Yébenes (Toledo), siendo un personaje relevante de la sociedad de su época. Tuvo el nombramiento de Alcaide y Justicia Mayor del Castillo de Guadalerza, y con este cargo mantuvo pleitos con la villa de Consuegra por los usos de las rastrojeras de la zona. Año 1797.

temas-toledanos

  • A principios del siglo XIX tenemos referencias de este personaje en varías crónicas taurinas.
  • En la publicación “Temas toledanos” aparece como ganadero natural de Los Yébenes con inicio de la actividad en 1803.
  • De ese 1803, para el sábado 23 de mayo, existe una crónica taurina de las reses que serían lidiadas en Madrid. Así nos encontramos, entre otros, con el ganadero Juan Díaz Hidalgo de Villarrubia de los Ojos del Guadiana (con dos reses y divisa encarnada) y con Magín Martín Moreno, de la provincia de la Mancha (con cuatro reses de divisa azul y blanca). En este año de 1803 se indica que es la primera vez que reses de este encaste se llevan a Madrid. Este dato es extraído de la publicación “Un siglo taurino (1786-1886) del escritor Leopoldo Vázquez Rodríguez.

un-siglo-taurino

  • Pero quizá la anécdota más curiosa referida a Magín Martín o Martín Magín, es que su ganado estuvo presente en la primera corrida celebrada en Madrid en 1808 bajo el dominio francés. De aquel evento hay referencia en diferentes publicaciones: “Fastos Tauromáquicos” de 1845, o el estudio más reciente de “Los Toros de la Libertad” de Guillermo Boto Arnau en 2012.

fastos-tauromaquios

No deja de ser curioso que las reses de un ganadero con intereses económicos en Herencia, llevara sus toros a Madrid en la primera corrida bajo dominio francés. No en vano aquel primer evento taurino fue considerado como un acto patriótico de la sociedad madrileña, era el 19 de septiembre de 1808.  El inicio de la crónica no da lugar a dudas:

“Las águilas francesas habían extendido sus alas por todos los ángulos de la Península en 1808, y el estruendo de sus armas difundieron el terror por las provincias, cebándose en derramar la sangre de españoles valientes que luchaban por su libertad e independencia…

… Con motivo de la invasión francesa, no pudieron verificarse las corridas de toros en la plaza de Madrid en los primeros meses del año; pero era tal la afición de los hijos de la heroica villa, que determinaron se hiciesen algunas. ¡Singular contraste! ¡Diversión mientras tantos gemidos se oían por todas partes! De aquí el motivo de haber explicado este fenómeno; distraerse para pelear con más brío”.

Los toreros de aquella histórica jornada, con lidia por la mañana y por la tarde fueron Agustín Aroca y Juan Núnez “Sentimientos”. Los toros  llevados por nuestro personaje relacionado con Herencia fueron cuatro:  el tercero y el sexto de la lidia matutina y el séptimo y octavo de la tarde (en total fueron toreados 14 reses). La crónica de la faena del tercer toro lidiado por la mañana es la siguiente:

“…su pelo cárdeno, con campanilla, como si fuera presidente de alguna sociedad, corni-alto y corni-cerrado, como estaban entonces con los franceses,… su divisa verde, símbolo de la esperanza de que el pueblo recobraría su libertad, de la propiedad de D. Martín Magín Moreno, de la Mancha.El bicho tomó dos varas de Doblado y cinco de Manzano (los picadores), sin que hubiese habido el más leve motivo de queja… Seis pares de banderillas le fueron puestas… Llegó el momento fatal de la muerte, y el compadre Agustín Aroca concluyó al bicho después de cuatro pases de una buena recibiéndolo, mereciendo por ello muchos vítores”.

Hasta aquí la curiosa historia de un ganadero de la comarca, con ganado en Herencia a finales del siglo XVIII y comienzos del siglo XIX.

Autor: Ángel Martín-Fontecha Guijarro

Restauración de fotografías antiguas

¿Y tú que opinas?

Por favor rellena todos los campos, tu email no se mostrara