Don Quijote o la pérdida de un reino

Don Quijote o la pérdida de un reino

lineafirma

Como saben los leoneses, las tierras de Valencia de Don Juan se llaman así porque fueron del Infante Don Juan, hijo del rey Don Pedro I de Portugal y de la desdichada doña Inés de Castro, cuyo infante perdió la ocasión de ser rey de Portugal cuando subió al trono su hermanastro el Maestre de Avís, entronizador de la dinastía Avís, que reinó con el nombre de Juan I de Portugal.

Una hija de este infante, que dio nombre a Valencia de Don Juan -doña Beatriz de Portugal- se casó con don Pero Niño Laso de la Vega, Almirante de Castilla y Primer Conde de Buelna, un valle de las antiguas Asturias de Santillana de la actual provincia de Cantabria, que es el solar más conocido del apellido Quijano del hidalgo manchego Don Quijote o Alonso Quijano “El Bueno”, y que lleva en cuarto lugar la autora de estas líneas, natural de este valle de Buelna.

Don Quijote salió un buen día a conquistar un reino, y nos parece normal, pues dice que entre su quinto o sexto abuelo se podría hallar un rey (Cap. XXI), y con tal ascendencia se entienden sus aspiraciones. Y además, a rey muerto, rey puesto, como dice el dicho. Don Quijote prometía a su escudero Sancho coronarle rey de alguna de sus islas adyacentes: bien podría ser que antes de seis días ganase yo un reino, que tuviese otros a él adherentes, que viniesen de molde para coronarte por rey de uno dellos, le dijo a Sancho exactamente (Cap. VII). Así le convencía para que le acompañase en su aventura, tras una primera salida en solitario, de la que volvió molido a palos, porque unos mercaderes toledanos, que se decían príncipes, no estaban dispuestos a reconocer a Dulcinea, sin conocerla, sin saber si era o no era tuerta, como Emperatriz de la Mancha, en perjuicio de otras emperatrices y reinas de la Alcarria y de Extremadura (Cap. IV)

Sancho le pedía un reino que tirase a la marina, y al cabo de algún tiempo, viendo que su señor Don Quijote no llevaba trazas de hacerle rey, temía que iba a quedarse en Almirante o Adelantado de por vida (Avellaneda, Cap. XXV). La tradición marina de los Niño es bien conocida, pues baste recordar que la carabela Niña de los Niño y ellos mismos descubrieron América con Colón. Pero Alonso Niño fue como piloto e maestre mayor de la armada, y ningún otro linaje de España tuvo mayor participación en el Descubrimiento que el de Niño. Cuando nacía Colón y moría el conde de Buelna, el infante de Portugal y Pedro de Velasco ya la andaban buscando. (Pedro Velasco descubrió la isla de Flores del grupo de las Terceras de las Azores). Se comprende que los Niño se sintieran con derechos a islas y tierras.

“El de las Mercedas” mató a su hermanastro don Pedro I “El Cruel” o “El Justiciero”, entonces rey legítimo de Castilla, hijo de doña María de Portugal y del rey Alfonso XI de Castilla, entronizando en Castilla de esta forma sangrienta la dinastía o casa de Trastámara, que se consolidó en el poder de forma fulgurante y en 1412 reinaba también en Aragón.¿Salía don Quijote con los mismos propósitos que Don Enrique? Don Álvaro de Luna, valido del rey Juan II de Castilla, es recordado muy pronto en “El Quijote” (versos de Urganda la Desconocida.). Intercedió ante el rey para que éste le concediese a Pero Niño el título de Conde de Buelna, y fue degollado públicamente en Valladolid en 1453, unos meses después de morir el conde de Buelna en Cigales /Valladolid. Sus títulos pasaron a la casa de Escalona/Toledo al extinguirse su línea sucesoria, y los Duques de Escalona se apellidan Pacheco, linaje de origen portugués. La mayor enemiga del Condestable Luna fue Isabel de Portugal, segunda mujer de Juan II y madre de la Reina Católica.


Volver

Historia, cultura, costumbres, tradiciones y fiestas de Herencia